4 Jun

La impotencia del padre es hoy patente. La histeria actual no sostiene más al padre impotente, sólo va hacia un orden simbólico que la deja del lado de las otras (homosexualidad) rechazando el bastón del amor al padre y se relaciona con el “otro sexo” directamente, como una progresión de actuación de lo homosexual femenino. El padre y “el hombre de paja” no son más necesarios para una mujer de hoy. Las consecuencias están a la vista, claro: el nombre del padre es sólo un síntoma. AL13275_496374093848685_2228047091162676020_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: