Croce, historiografía

15 Sep


La afirmación de verdad indudable, que para narrar la historia es necesario elevarse sobre las pasiones y alejar ideas y juicios preconcebidos, se convierte con facilidad en otra: se ha de narrar fuera de toda participación en las luchas de la vida, desechando todo compromiso filosófico… Más si hay que rechazar la filosofía de la historia en la errónea forma doctrinal que había asumido -en la estuvo luchando como enferma y acabo por morir-, aún quedaban por indagar los motivos que la habían hecho surgir y que podían guardar dentro de sí alguna exigencia no satisfecha, legítima, y, por tanto, digna de ser satisfecho de modo legítimo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: