Garagalza, Gadamer

7 May

H.-G. Gadamer (nacido en 1900 en Marburgo) es considerado como el fundador, siguiendo el impulso de Heidegger, de la neo-hermenéutica o hermenéutica filosófica con la que vino a “urbanizar la provincia heideggeriana”. Simultaneó en su formación los estudios de filosofía con los de filología griega, inscribiéndose en la tradición del humanismo clásico que a partir de Kant había quedado sumida en un semi-olvido. Fue profesor en Leipzig (desde 1939), en Francfort (desde 1947) y en Heidelberg (desde 1949). En su amplia obra, de la que caben destacar sus estudios sobre los clásicos (en especial Platón) y, sobre todo, el libro publicado en 1960 bajo el título Verdad y Método, Gadamer lleva a cabo una reivindicación de la pretensión de verdad y de la fundamentalidad de aquellas formas de experiencia, como la estética, la ética y la lingüística, que no se someten al ideal de conocimiento metódico de la ciencia moderna. Esta reivindicación se apoya en la reflexión sobre la noción y el problema de la interpretación, que ha sido el motivo central en torno al cual se ha organizado históricamente la Hermenéutica, y en esta reflexión Gadamer pretende mostrar que la interpretación, lejos de ser un modo particular de conocimiento más o menos secundario y añadido, es precisamente lo que caracteriza al ser humano como tal, su peculiar modo de ser. La neo-hermenéutica desborda así el ámbito de la epistemología y se presenta como una ontología con pretensión de universalidad, puesto que la interpretación (y, con ella, el lenguaje, el diálogo, la tradición…) estaría inmiscuida en toda relación entre el hombre y el mundo. En esta ontología hermenéutica lo real queda como originariamente referido a la interpretación y al lenguaje, los cuales constituirían el ámbito de realización o ejecución de una realidad que no sería ya cerrada, estática, absoluta e independiente sino abierta, dinámica, necesitada y dependiente, con lo que el lenguaje viene a mostrar su rango ontológico y, correlativamente, lo real muestra su carácter lingüístico o hermenéutico.

Luis Garagalza

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: