Nationalsozialistische Wissensschulung

2 Nov

El discurso de Heidegger marcó la apertura solemne y protocolar de los cursos de educación política nacionalsocialista para los trabajadores comprendidos en el plan municipal de Freiburg. Las traducciones en italiano y francés, coordinadas por el filósofo heideggeriano François Fédier tratan de ocultar en el maremagnum de la traducción el léxico nazi de Heidegger: el título es modificado (ya no es “Educación científica nacionalsocialista” sino una inocente ¡¡¡“Allocution aux travailleurs”!!!); conceptos-faro de la Lingua Tertii Imperii se metamorfosean y se edulcoran: “camaradas de raza” es compatriotas, “nacionalsocialismo” es socialismo nacional, “comunidad racial” es sociedad sin clases… y si hay dudas no manipulables lexicográficamente unas citas vergonzosas confunden todavía más al despistado lector. Nuestra traducción se basa en el artículo original, rescatado del olvido por un alumno de Heidegger, Guido Schneeberger en una compilación de documentos de y sobre Heidegger titulada “Nachlesse zu Heidegger” (Bern, 1962).

Nationalsozialistische Wissensschulung

(“Educación Científica Nacionalsocialista”)

¡Alemanes camaradas de raza! (Volksgenossen!), ¡Trabajadores Alemanes!

Como Rector de la Universidad os doy cordialmente la bienvenida a esta casa. Esta bienvenida será, al mismo tiempo, el inicio de nuestro trabajo conjunto. Permitid que comencemos, antes que nada, reconociendo la importancia y el significado del hecho que vosotros, trabajadores desocupados (Notstandarbeiter) de la ciudad de Freiburg, estéis junto a nosotros en el mayor Salón de Conferencias de la Universidad.

Pero: ¿qué significa este hecho?

Debido a medidas de gran envergadura y del nuevo carácter de los Servicios de Distribución de trabajo (Arbeitsbeschaffung) de la ciudad de Freiburg, se os ha dado trabajo y se ha puesto pan en vuestras mesas. Es por esta razón que vosotros disfrutáis de una posición privilegiada entre el resto de los trabajadores sin sustento de la ciudad. Pero este tratamiento preferencial significa, al mismo tiempo, una obligación (Verpflichtung).

Vuestro deber es comprender que la creación de trabajo y la aceptación del trabajo por el que se os paga, es la manera como el Führer nos exige en nuestro nuevo Estado. Por creación de trabajo entendemos no sólo el alivio de las necesidades externas, no exclusivamente la eliminación del desaliento interno o, de hecho, la desesperación; la creación de trabajo significa no únicamente el protegerlos de todas esas cargas. La creación de trabajo es, en realidad y al mismo tiempo, un acto de elevar y construir (Aufbau und Bau) dentro del nuevo futuro de nuestro Pueblo (“der neuen Zukunft unseres Volkes”).

La creación de trabajo debe, antes que nada, hacer al camarada de raza (Volksgenosse), desempleado y sin ocupación, ser de nuevo capaz de Existencia (daseinsfähig) en y por el Estado y ser capaz de existir en la totalidad del Pueblo (Volksganze). El camarada de raza (Volksgenosse) que ha encontrado trabajo debe aprender por eso que no ha sido dejado de lado y abandonado, que tiene un lugar en el orden popular (Volksordnung), y que cada servicio y cada cumplimiento poseen su propio valor que es fungible por otros servicios y cumplimientos. Esta experiencia (Erfahrung) puede devolverle su propia dignidad y auto-convencerse ante sus propios ojos y adquirir por sí mismo la verdadera convicción y resolución (Entschiedenheit) ante los ojos de los otros camaradas de raza (Volksgenossen).

El objetivo es: fortalecerse para una Existencia (Dasein) total y plenamente valiosa como camarada de raza en una comunidad racial-popular alemana (deutschen Volksgemeinschaft).

Para esto, sin embargo, es necesario:

Saber, qué posición se ocupa en tanto integrante de este Pueblo;

Saber, cómo este Pueblo renace y cómo se renueva a sí mismo en esta reorganización;

Saber, qué es lo que está aconteciendo con el Pueblo Alemán en este Estado Nacional-Socialista (nationalsozialistischen Staat);

Saber, en qué fiera lucha (schweren Kampf) esta nueva realidad fue ganada y creada;

Saber, lo que significa el futuro saneamiento (Gesundung) del cuerpo del pueblo (Volkskörpers) y qué demanda de cada individuo en particular;

Saber, cuáles han sido las consecuencias que ha traído a los hombres alemanes la urbanización, y cómo ellos deben retornar al suelo y a la tierra (Boden und Land) a través de la distribución de suelo,

Saber, qué significó el hecho que 18 millones de alemanes que pertenecían al pueblo pero, porque vivían fuera de las fronteras del Imperio (Reichsgrenzen), no pertenecían todavía al Imperio;

Todos los trabajadores de nuestro pueblo deben saber por qué razón y por qué propósito ellos están donde están. Es solamente por este saber (Wissen) viviente y siempre presente que sus vidas pueden ser enraizadas en el pueblo como una totalidad (Volksganzen) y en su destino popular (Volksschicksal). Proporcionar este saber es así una parte necesaria de la creación del trabajo; y éste es también vuestro derecho, pero por consiguiente también vuestra obligación, demandar este saber y el esfuerzo para adquirirlo.

Y ahora, vuestros jóvenes camaradas (jüngere Kameraden) de la universidad están preparados para auxiliarlos a adquirir ese saber. Ellos han resuelto ayudar para que ese saber reviva en ustedes, para ayudarlos a desarrollar y a crecer vigorosamente y que jamás vuelva a adormecerse. Ellos están de pie y preparados, no como ‘estudiantes’ (Gschtudierten) que son los ‘mejores’ (Besseren) de su clase, sino como camaradas de raza (Volksgenossen) que han reconocido su deber.

Ellos están de pie y preparados, no como personas con ‘formación’ (Gebildeten) enfrentadas a una ‘clase baja’, de individuos ‘incultos’, sino como camaradas (Kameraden). Se preparan a escuchar vuestras preguntas, atender vuestros problemas, vuestras dificultades y dudas, pensar con vosotros con conciencia, en un esfuerzo compartido, para conducirlos a la claridad (Klärung), a la solución (Lösung) y a la decisión (Entscheidung). ¿Qué es, por consiguiente, el significado del hecho de que os congreguéis aquí, en la Salón de Conferencias de la Universidad con nosotros?.

Este hecho es el signo (Zeichen) que la nueva voluntad colectiva (neuer, gemeinsamer Wille) construye un ‘puente viviente’ entre el trabajador de la ‘mano’ (Arbeiter der Faust) y el trabajador de la ‘cabeza’ (Arbeiter der Stirn). Hoy, la voluntad que cubre esta escisión ya no es un proyecto condenado al fracaso. ¿Y por qué no? Porque la totalidad de nuestra realidad alemana (deutsche Wirklichkeit) ha sido modificada, cambiada por el Estado Nacional-Socialista (nationalsozialistischen Staat), con el resultado de que toda nuestra comprensión (Vorstellen) y pensamiento (Denken) deben también transmutarse.

Lo que nosotros pensamos hasta ahora, cuando usamos las palabras ‘Saber’ (Wissen) y ‘Ciencia’ (Wissenschaft), han sumido y adquirido otro sentido (Bedeutung).

Lo que significaban hasta ahora las palabras ‘trabajador’ (Arbeiter) y trabajo (Arbeit) han tomado otra sentido (Sinn).

‘Ciencia’ (Wissenschaft) ya no es la posesión de una clase privilegiada de ciudadanos (Klasse der Bürguer), que abusa de esta posesión como medio de lucha en la explotación (Ausbeutung) del pueblo trabajador (werktätigen Volkes). Más bien, Ciencia es meramente la forma más rigurosa y más responsable de ese conocimiento en que el Pueblo Alemán en su totalidad debe buscar y demandar por su propia existencia histórica como Estado (seines eigenes geschichtlit-staatliches Dasein) necesario para afianzar y asegurar su continuidad y grandeza y preservarla en el futuro. El saber de la verdadera ciencia no difiere en nada en su esencia (Wesen) con los saberes del campesino, del leñador, del minero, del artesano. Porque saber significa: reconocerse en el mundo en el cual hemos sido arrojados, como comunidad e individuo.

Saber (Wissen) significa: en todas nuestras decisiones (Entscheidung) y procederes (Vorgehen) estar a la altura de la tarea que nos ha sido asignada, tanto si esa tarea es cultivar la tierra o talar un árbol o excavar en un canal de riego o inquirir en las leyes de la Naturaleza o iluminar la historia en su poder de destino colectivo (Geschichte in ihrer Schicksalsmacht).

Saber (Wissen) significa: ser amos de la situación (Herr sein der Lage) en la que nosotros estamos situados.

Qué es decisivo no es tanto cuán variado es nuestro conocimiento y la cantidad de cosas que nosotros conocemos, pero sí lo es si nuestro conocimiento ha crecido naturalmente por fuera y si se dirige directamente hacia nuestro círculo de existencia (ein ursprünglich gewachsenes und auf unseren Daseinskreis ausgerichtetes) y si, por nuestra acción (Tat) y conducta (Verhalten), tomamos responsabilidad por lo que sabemos. Nosotros ya no distinguimos entre el ‘educado’ (Gebildeten) y el ‘inculto’ (Ungebildeten); y no porque ambos son lo mismo, sino por que ya no atamos nuestra estimación de una persona a esta distinción. Hacemos, en cambio, diferencia entre saber genuino (echtem Wissen) y saber aparente (Scheinwissen). Saber genuino es algo que ambos, el campesino y el trabajador manual (Bauer und Handarbeiter), poseen, cada uno de su propia manera y en su propio campo de trabajo, lo mismo que el estudiante tiene su propio campo. Pero, en cambio, a lo largo de su aprendizaje, el estudiante puede simplemente gastar su tiempo en la persecución ociosa del saber aparente.

Si vosotros que estáis aquí sabéis convertiros en personas sabias, nosotros no os daremos migajas o fragmentos de una ‘cultura general’ (allgemeinen Bildung) de cualquier tipo, menos aún una limosna. Es más: es en vosotros donde debe despertar ese saber, por medio del cual cada uno de vosotros, en su estamento y en su círculo de trabajo (Stand und Arbeitskreis), podrá llegar a ser un hombre alemán duro y decidido (klare und entschlossene deutsche Menschen).

Saber y posesión del saber (Wissensbesitz), tal como el Nacionalsocialismo entiende estas palabras, no divide en clases (Klassen), sino otorga lazos y unidad a los camaradas de raza (Volksgenossen) y a los estamentos (Stände) en una única y grandiosa voluntad (Will) del Estado.

Tal como ‘saber’ y ‘ciencia’, las palabras ‘trabajador’ (Arbeiter) y ‘trabajo’ (Arbeit) adquieren un sentido transformado y una nueva sonoridad. El trabajador no es más, como reclamaba el marxismo (Marxismus), un mero objeto de explotación (blosse Gegenstand der Ausbeutung). El estamento de los trabajadores (Arbeiterstand) no son la clase de los deseheredados (“Klasse der Enterbten”) que se lanzan a la lucha de clases generalizada (“allgemeine Klassenkampf”). Pero tampoco el trabajo es simplemente la producción de bienes (Erzeugung von Gütern) para otros. Ni es el trabajo simplemente la ocasión y el medio para ganar un salario (Lohn). Más bien:

Para Nosotros trabajo (“Arbeit”) es el título de toda actividad y acción (Tun und Handeln) bien ordenadas determinadas por la responsabilidad de los individuos, los grupos y el Estado y que está así al servicio del Pueblo.

Trabajo nos nada más, ni nada menos, que la libre fuerza de decisión (Entschlusskraft) y la perseverancia de los hombres (Ausaduer des Menschen) son libremente unidas en al conformación de la voluntad (Will) y el éxito en el cumplimiento de una tarea.

Por consiguiente, todo trabajo es, como trabajo, algo espiritual (Geistiges), porque esta fundado en el libre ejercicio de la competencia (Sachkenntnis) y en el entendimiento sobre trabajo (Werkverständnis) de la tarea; y ésta debe estar fundamentada en el saber auténtico (eigentliches Wissen). El cumplimiento de un trabajador de las minas no es básicamente menos espiritual (geistig) que la actividad de un estudiante.

Trabajador y Trabajo (Arbeiter und Arbeit), tal como el Nacionalsocialismo entiende a estas palabras, ya no dividen en clases (Klassen), sino que crean lazos y unen a los Camaradas de Raza (Volksgenossen) y a los estamentos (Stände) en una única y grandiosa voluntad del Estado (grossen Willen des Staates).

‘Los trabajadores’ y “los académicos’ (die wissenschaftlich Wissenden) no están en una situación opuesta. Cada trabajador está, a su propia manera, como uno que sabe; y sólo porque es una persona que sabe posee la habilidad de trabajar sobre cualquier cosa. El privilegio del trabajo se le niega al animal; al contrario cada persona que realiza actos guiada científicamente y que decide en función de una ciencia (wissenschaftlich Entscheidender) es un trabajador.

Por esta razón, la voluntad (Will) de tender un puente vivo entre nosotros y vosotros no puede seguir siendo un deseo vacío y sin perspectiva de éxito. Esta voluntad de transformar esta adquisición de trabajo (Arbeitsbeschaffung) en una adecuada adquisición de saber (rechten Wissensbeschaffung) debe ser para nosotros una íntima certeza (innerste Gewissheit) y una fe que jamás será vacilante (nie wankender Glaube). Al sostener esta voluntad, no hacemos otra cosa más que seguir la voluntad superior de nuestro Líder (überragenden Wollen unseres Führers). Ser su comunidad de fieles (Gefolgschaft) significa: desear de forma inquebrantable y en todo momento que el Pueblo alemán reencuentre su unidad orgánica (gewachsene Einheit), su simple dignidad (einfache Würde) y su auténtica fuerza (echte Kraft) y que como Estado del Trabajo (Arbeitstaat) adquiera continuidad y grandeza.

Al hombre de esta voluntad sin precedentes (unerhörten Willens), a nuestro Führer Adolf Hitler un triple saludo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: