Gilbert, un jesuita leyendo a Tomás.

31 May


La tendencia a considerar al “ens” como una cosa sensible viene al espíritu espontáneamente, y es apoyada por quienes insisten en el carácter aristotélico-tomista. Pero del texto no se deduce que el “ens primum notum” sea el ente sensible. Al contrario, según el principio de “De Veritate”, el primero de los trascendentales se afirma en función de las simples condiciones de inteligibilidad primera…El ente se da necesariamente y enteramente, sin división y gracias a las múltiples divisiones gracias a las cuales hablamos de él…. –y he aquí el problema para los modernos– Ahora bien, la transcendencia del “ens” hacia todo saber determinante impone someter la verdad a una norma que la verdad no domina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: