Spinoza, divulgación

9 Sep

Leer y Ser, el maestro Duque

2 Sep

Kant, divulgación

23 Ago

Ciencia y Religión

13 Ago

Mística

13 Ago

Imagen 7 Jun

000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000

El concepto de “ente” en Heidegger, según Huerta Zamacana

5 Jun
Para inicar el analisis de lo ente es pertinente, en primer lugar, revisar las ideas de Martin Heidegger. Hasta ahora hemos estudiado las posturas de Tomas de Aquino y Francisco Suárez, éste último, quien logró la síntesis más completa del pensamiento escolástico en torno al problema de lo ente hasta ese momento. Otra síntesis importante es la que Heidegger, desde la fenomenología, realiza en sus primeros trabajos como ser y tiempo y ¿Qué es metafísica?. En ellos, Heidegger plantea la idea de lo ente como ser de lo ente. Plantea también la existencia como Dasein, los entes intramundanos, la verdad del ser, el problema de la nada y como pensar la metafísica, sin embargo, todos estos temas sólo puede ser problematizados desde una idea clara de lo ente y de su correcta definicón. Es importante para los propósitos de nuestra invetigación revisar algunas de estas ideas. Comenzemos con una cita clara sobre la relación entre ente y existencia. Si el Dasein sólo puede comportarse en relación con lo ente, es decir,existir,1 La relación entre el Dasein y lo ente es el existir, en otras palabras, esta relación es el acto de existir como tal. He sostenido anteriormente que dicho acto es un acto preontologico, es decir, es previo a toda comprensión explícita del ser. Ahora bien, esta condición pre-ser nos deja un par de preguntas sobre la mesa. Si sólo somos capaces de acceder al ente a traves de la luz del ser, es decir, sólo podemos acceder al ser del ente y no al ente mismo ¿Cómo entonces podemos hablar de una condición pre ontológica, una condición anterior a todo ser de lo ente? si siguieramos este razonamiento debemos aceptar que toda condicón anterior al ser sólo podria entenderse como la nada, es decir, la carencia de ser y de sentido de todo ente. Pues bien, Heidegger nos dice que la metafísica de la Antiguedad concibe la nada con el significado de lo no ente, es decir, la materia informe que no puede formarse a si misma y por ende no puede formar un ente con forma y aspecto (eidos)2 la forma y aspecto de un ente estan dados por la luz del ser ( eidos), un ente en rigurosa extensión de la palabra seria informe y sin aspecto, en otras palabras, la idea de relacionar la nada con lo no ente es incorrecta, la nada es lo ente en si mismo lo no ente el ser de lo ente, seria ya la transformación de lo ente, su formación e identidad.
Martin Heidegger (Dibujo)
     Sostengo que ente designa todo aquello que como presencia afecta la conciencia. Esto es definido desde el sentido y el ser, es decir, la presencia puede ser presencia sin aspecto, el mero presentarse del ente no impica su aspecto ni su forma, estas dos son dadas a lo ente a taves del ser, de su desarrollo, por y para la conciencia, en otras palabras, lo que configura al ente no es el ente mismo sino la conciencia que da imagen y aspecto al ente. Gracias a esa operación de la conciencia el ente puede ser, sin esa operación lo ente siempre permaneceria como ente sin configuración, como ente en la nada, la nada seria la carencia de configuración, la carencia de ser y de sentido. Ciertamente, los entes tienen figura o forma material independientemente de la conciencia pero ésta no es la forma del ser de lo ente no es pues el eidos, es la forma óntica de todo ente individual, es decir, la forma originaria pre ontologia, anterior a toda aprención y comprensión de lo ente. Si bien es cierto que hay limites físicos entre los entes, éstos no significan nada si no pueden ser comprendidos como tales en la conciencia. Ahora bien, Heidegger entiende lo ente como ser o al menos eso parece ya que en muchas ocaciones comienza a habalr del ente y termina refieriendose al ser como si uno y otro estuvieran implicados, por ejemplo, en este argumento donde habla sobre la nada dice: Ente es la configuración que se configura y se presenta como tal en la imagen y figura (vista y aspecto). El origen de esta concepción del ser se explica tan poco como la propia nada3 el ente es la nada potencial, es aquello que, a diferencia de lo que sostiene Heidegger, no ha sido configurado y no puede configurarse a si mismo. Lo ente como nada potencial es precisamente una nada llena de ente, una nada que no es nada en el sentido tradicional de la palabra como algo carente de contenido, algo donde no hay algo, por el contrario, la nada esta llena de posibilidades de entes no develados que esperan ser encontrados para lograr la configuracion del ser. Lo ente siempre está de frente a nuestra concienica, esa es la manera como nos relacionamos con eso que está ahi, ese algo a lo que llamamos ente cuando todavia no ha alcanzado la categoria de ser a traves del pensamiento metafísico. Ese pensamiento que al verse enfrentado a lo ente intenta ir más alla para crear el ser de lo ente. Es asi, y sólo asi, que podemos comprender lo ente como lo que esta-ahí. La metafisica dice que es lo ente en cuanto ente. Ella enciarra un logos(decir) sobre el ov( lo ente)4 Heidegger sostiene que es la metafisica la que nos da un decir acera de lo ente en cuanto ente, Por lo tanto, es desde este decir que se puede investigar lo ente en si mismo, en pocas palabras, la metafisica es el decir del ámbito de lo ente. La metafisica es la que representa la entidad de lo ente (la ousia del ov)5. Esto es, estuda lo ente a traves de la forma del ente (eidos), es decir, del ser de lo ente. Pero aquí nos preguntamos si es posible estudiar al ente en cuanto ente sin estudiar el ser de lo ente. Para Heidegger dicha empresa es imposible ya que es sólo desde la luz del ser que cualquier cosa puede ser comprendida, En esta afirmación estamos de acuerdo, sin embargo, esto no nos niegua la posibildad de pensar el ente en cuanto tal sin necesidad de utilizar el ser del ente. La manera como pretendemos logra esto es de una manera fenomenológica, es decir, tratar de ir al ente mismo y preguntar cómo es que nos es dado el ente a nuestra percepción, ¿en que circunstancias podemos acceder al ente? Y ¿de que modo lo ente no puede ser negado por el ser y viceversa? Debemos interrogar al ente en cuanto su ser en si mismo y según Heidegger contamos con una intución previa para lograrlo. El ente será interrogado, por asi decirlo, respecto de su ser. Para que el ente pueda presentarse, empero, sin falsificación los caracteres de su ser, deberá haberse hecho accsesible previamente, tal como él es en si mismo6Ese acceso previo al ente es el acto de existir. Todo ente que participa de la existencia tiene ya un acceso previo a los caracteres de lo ente en cuanto ente. El existir mismo implica el acceso a lo ente, sin embargo, no implica la compresnion cabal de su ser. El hecho del existir es el hecho del verse-confrontado a lo ente como conocimiento pre-ontologico de lo ente. Por lo tanto, el ente no se aprende en la experiencia el ente es un apriorio existencial, es condicion necesaria y fundamental para poder experieminar lo que llamamos realidad.
    Ahora bien, es cierto que la palabra “ente” tiene multiples acotaciones, pero ¿Qué siginfica que podamos llamarente a cualquier cosa? Heidegger tambíen lo ve y nos dice. Pero llamamos “ente” a muchas cosas y en diversos sentidos7 ¿Es entonces el concepto de ente una abstracción que podemos utilizar para designar todo y nada a la vez? Para Heidgger nosotros somos ente y la manera como actuamos también lo es, pues bien, esto es problemático a la hora de preguntar ¿qué es lo ente y que no lo es? Si lo ente lo es todo entonces no tiene sentido hablar de ente y termina siendo nada concreto. En otra parte de Ser y tiempo se pregunta ¿En cuál ente se debe leer el sentido del ser, desde cuál ente deberá arrancar la apertura del ser? ¿Es indiferente el punto de partida o tiene algún determinado ente una primacía en la elaboración de la pregunta por el ser? ¿Cuál es este ente ejemplar y en qué sentido goza de una primacía?8 Para Heidegger es el Dasein que tiene primacia con respecto a la pregunta por el ser porque es capaz de aprendeher el ser del ente y decirlo. El ente es aprehendido en su ser como presencia,es decir, queda comprendido por referencia a un determinado modo de tiempo, el “presente”9 Ciertamente, el ente es accesible sólo desde un momento determinado en el tiempo. No podemos acceder alo ente como totalidad infinita he intemporal, aunque sabemos que exista. La existencia de lo ente como totalidad es evidente pero no puede ser percibida ni comprendida por el entendimeinto humano. Lo único que podemos hacer es tratar de reflexionar sobre los principios ónticos que la experiencia nos permite dilucidar para acceder a las puertas del ente como totalidad. Ahora bien, existe una diferencia fundamental entre el “estar” o el “ahí” y el ser. El “ahi” y el “ser” no son ontológica ni existencialmente equivalentes. El ahí se encuentra en un nivel óntico es decir, anterior a toda comprensión del ser, sin embargo, este nivel anterior es primordial ya que de él es de donde los modos de ser pueden tomar sus principios. Este nivel sólo nos dice que ahí-hay-algo pero no que és.
      En Heidegger existe una distinción fundametal entre lo óntico y lo ontológico, lo óntico es el ente, las cosas individules que existen y estan ahí mientras que lo ontológico es el ser de las cosas que existen, es el modo o estrucutra como las cosas existen, pues bien, basado en esta distinción ontológica, sostengo que lo ente aparece como forma óntica y no como forma ontológica, es decir, la forma óntica es la forma “sustancial” material y vital del ente sólo ente mientras que la forma ontológica es el sentido del ser del ente. La forma óntica depende exclusivamente de la percepción y la intuicón. Es en ésta última forma en que nos basamos para planteamos el problema de lo ente sólo ente. El estar-en-el-mundo es un fenomeno óntico del ente que es anterior a cualquier reflexión. El ente se mueve en la cotidianeida, el ente se ha vuelto normal, se ha normalizado. Los entes pertenecen al mundo como entes intramundanos, como entes a la mano, sin embargo, el Dasein no es un ente intramundano.El manipular, usar y ocupar son modos como los entes se vuevlen útiles10 y parte del mundo del Dasein. Estos modos pueden entenderse como dimensiónes ya que plantean el mismo principio el de formas de dar sentido a lo ente. Lo que planteo como las dimesniones de lo ente, es decir, el ente en cuanto ente, el amibtio de lo ente y la msimidad de lo ente tiene que ver con el nivel óntico, es decir, anteriro al ser del ente, los modos como las cosas existen seran tema de investigaciones futuras, en este momento nos interesa analizar y fundamentar la idea de lo ente y la existencia como estados onticos fundamentales para la existencialidad como modo del existir, es decir, como existencia real como realidad existentiva.